MENU
E

Ellos son Erika y Diego: aventureros,  sonrientes, cálidos.  Mexicanos de nacimiento, viven en Madrid desde hace años y decidieron que sería aquí donde se casarían. Cuando les conocí me contaron que querían una boda íntima, al aire libre, y de invierno, para ser más precisos el 15 de Diciembre. Aunque hacer una boda al aire libre en invierno en el Escorial no parecería una buena idea en un principio,  estaban muy tranquilos porque habían encontrado el lugar ideal: La Finca Molino Tornero. Querían una finca que diera la sensación de estar en una casa con sus amigos y familias disfrutando de su día, y Molino Tornero tenía eso. Para ese día sus familias y amigos vinieron desde México para disfrutar de un día espectacular que incluyó ceremonia al aire libre, cocktail bajo una pinada y fiestón con mucho baile y tequila.

Erika llevaba un vestido muy especial y delicado de Paradero Quirós. Del peinado y maquillaje, natural se encargó Desmarkarte.

Y más sorpresas: ¡No se pierdan el first look antes de la ceremonia! Las bodas te cruzan por el camino personas maravillosas de esas de las que ya no te quieres separar! 😉

CLOSE MENU